© 2009 by Richard North on Flickr.com, used under a Creative Commons Attribution 2.0 Generic license

© 2009 by Richard North on Flickr.com, used under a Creative Commons Attribution 2.0 Generic license

Ajo

El ajo es un vegetal pequeño con un sabor fuerte. Los usos más comunes del ajo son para sazonar platos varios o como un remedio homeopático para el resfriado, pero se lo puede comer solo también. El ajo es un pariente de la cebolla y crece en la forma de un bulbo con una base plana y gorda. Cada bulbo contiene entre 6 y 12 dientes de ajo envueltos en una piel como de papel de seda. El color del ajo varía pero es típicamente blanco, amarillo o casi morado. 

¿Cómo se lo embodega? 

Se puede embodegar el ajo por casi 7 meses a la temperatura ambiente o dentro del refrigerador. Embodéguelo con la piel intacta para preservarlo mejor. 

¿Cómo se lo prepara? 

El ajo, crudo o cocido, es una adición maravillosa a cualquier comida. Añádalo a salsas o mezclas de verduras para sazonar, aselo completo para un sabor dulce y suave, o úselo crudo para preparar comidas con un sabor más fuerte. 

¿Cómo se lo escoge? 

Escoja ajo no dañado sin dientes sueltos, perdidos o rotos. La piel exterior debe ser intacta. Busque bulbos firmes. 

¿Por qué se lo come? 

  • Es una fuente buena de hierro, zinc y potasio
  • En cantidades grandes, provee vitamina C y fibra dietética

¿Cuándo se lo cultiva? 

Se cultiva el ajo durante el otoño y crece bajo la tierra durante el invierno. Típicamente está maduro entre la primavera y el otoño del año siguiente. A causa de que se pueda embodegar el ajo fácilmente, el ajo está disponible durante el año entero. 

¿Cómo se lo cosecha? 

Se puede cosechar el ajo cuando las hojas empiecen a descolorar y secarse. Se jala de la tierra cuidadosamente por las hojas hasta que el bulbo esté suelto. Se lo vende inmediatamente como “ajo verde” o lo encurte para que se pueda embodegarlo por más tiempo. 

Recetas: 

Ajo frito – corte los dientes de ajo en trozos finos. Cocínelo en el horno en una bandeja del horno con aceite y hierbas hasta que dore ligeramente. Espolvoree el ajo sobre sopas, salsas, ensalada o pasta. 

Coles con ajo -- Dore ajo picado en un sartén con aceite de oliva. Añada col (berza o rizada) o espinaca picada y saltee hasta que sea tierna y de verde vívido. Sazone con sal y sirva caliente.