Judías verdes

© 2012 by Simon Speed, used under the Creative Commons CCO 1.0 Universal Public Domain Dedication

© 2012 by Simon Speed, used under the Creative Commons CCO 1.0 Universal Public Domain Dedication

Las judías verdes tienen muchos nombres en ingles, incluso “string beans” (a causa del tallo largo y fibroso como una cuerda) y “snap beans” (que refiere al sonido de un “snap” que hacen cuando se los rompan). En realidad, son frijoles rojos inmaduros que se cosechan  cuando las vainas son todavía comestible y tiernas. Ambos las vainas y los frijoles adentro son comestibles.

¿Cómo se las embodegan?

Embodegue las judías en el refrigerador pero no los ponga dentro del cajón de verduras. Se debe embodegarlas entre 45º y 55º F. Duran entre 7 y 10 días.

¿Cómo se las preparan?

Las judías verdes son más dulce y más fresca cuando son jóvenes. Se puede comerlas crudas, cocidas al vapor, hervidas o salteadas. Son una adición buena a cualquier comida.

¿Cómo se las escogen?

Escoja judías que son firmes y crujientes. Evite las con macas o descoloraciones. Las judías buenas y frescas chascan fácilmente y firmemente. No escoja judías con vainas grandes o hinchadas.

¿Por qué se las comen?

  • Son una gran fuente de vitamina C
  • Son una fuente buena de fibra dietética, ácido fólico y hierro

¿Cuándo se las cultivan?

Las judías crecen bien en temperaturas tibias y se las cultivan en la primavera en Carolina del Norte. Se las cosechan en el verano hasta octubre o noviembre.

¿Cómo se las cosechan?

Crecen en un arbusto o una planta trepadora. Se jalan o se cortan las judías maduras de la planta a mano.

Receta:

Judías verdes asiáticas  - Lave las judías y chasque los tallos de las vainas. Saltee ajo molido con aceite de oliva o aceite vegetal a fuego medio. Añada las judías y cubra. Cuando las judías sean de verde vívido, quite la tapa, rocíe de aceite de sésamo y sal. Sirva.