© 2010 by sweetbeetandgreenbean on Flickr.com, used under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.0 Generic license

© 2010 by sweetbeetandgreenbean on Flickr.com, used under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.0 Generic license

Nabo

El nabo es un tubérculo que es un pariente del rábano y las mostazas. Tiene una forma cilíndrico o del trompo que acaba en un punto. La piel es casi suave y puede ser verde o blanco con rayas verdes o moradas. Ambas la raíz y las hojas son comestibles. La carne del nabo es blanco o amarillo con una textura tierna y un sabor dulce.

¿Cómo se lo embodega?

Se debe separar la raíz y las hojas del nabo antes de embodegarlas. Se puede embodegar las hojas en una bolsa en el cajón de verduras del refrigerador (32º a 36º F) por más o menos 2 semanas. Las raíces pueden durar varios meses en el cajón de verduras.

¿Cómo se lo prepara?

Corte las hojas y cocínelas como espinaca. Lave, pele y pique los bulbos. También se puede rallar o picarlas finamente para añadirlas a ensaladas. Se puede cocinar los bulbos pequeños enteros, con la piel intacta. Se las puede hervir, hornear, cocinar en el microondas o saltear aproximadamente 6 a 10 minutos para los nabos picados o 15 a 20 minutos para los nabos enteros. Añádalos a cacerolas, sopas y guarniciones.

¿Cómo se lo escoge?

Escoja un nabo que es firme, que tiene un aroma dulce y parece pesado por el tamaño.

¿Por qué se lo come?

  • Es una gran fuente de vitamina C
  • Es una fuente buena de fibra dietética (especialmente las hojas) 
  • Las hojas contienen mucho beta caroteno, vitamina E y ácido fólico
  • Es una fuente buena de potasio

¿Cuándo se lo cultiva?

Los nabos crecen bien en climas templados entre 40º y 60º F – se los cultivan durante el otoño y la primavera.

¿Cómo se lo cosecha?

Las raíces crecen debajo de la tierra con las hojas arriba. Para cosecharlos, se las jalan de la tierra por las hojas y los tallos.

Recetas:

Hojas de nabo con tocino – saltee varios trozos de tocino. Saque del sartén. Saltee hojas de nabo lavadas y picadas hasta que sean tiernas. Añada el tocino y mezcle bien.

Nabo azucarado – hierva 1 taza de nabo picado o cocine en el microondas hasta que sea tierna. En un sartén, derrita 2 cucharadas de miel o azúcar moreno y 2 cucharadas de mantequilla. Incorpore ¼ cucharadita de canela y el nabo. Cocine hasta que esté bien mezclada. Sirva con cebollino picado.